Ir al contenido principal

Siempre

Aunque sabía que nunca más ibas a pronunciar mi nombre, no dolía oírte contar como fue tu primer beso. Me encantaba escuchar tus batallitas y ver como sonreías cuando alguna de ellas contenía alguna "mentirijilla".

Disfrutaba viéndote cantar, era una de las pocas cosas que aún no habías olvidado. Recuerdo perfectamente la letra, aquella que contenía palabras que te describían a la perfección. Nobleza y honradez. Nobleza no por pertenecer a ella, sino por ser una persona sin maldad alguna. Honradez por actuar siempre como tenías que hacerlo y sin abandonar tus ideales, aquellos que siempre habías tratado de inculcarnos a todos. Admirabao tu fuerza a pesar de todo. 

Hace años decías que el olvido era una forma de perdón. En cambio, tu olvido era mal. Un mal que apagó la luz de tu ser, que arrasó con tus recuerdos que nunca iban a volver. Y allí estabas, luchando contra él. Incansable hasta el final. Y junto a ti, nosotros luchando a tu lado.

Fue una una batalla larga, pero al final pudo contigo; pudo con nosotros. Te fuiste perdiendo en medio de esa guerra de rabia y desconcierto. Nos derrotó y no pudimos hacer nada para evitarlo. Perdiste, pero no te fuiste. Ni te irás nunca. Decidiste volar y ahora tienes un nuevo hogar; la eternidad.



Te quiero, abuelo. No te olvido.

Comentarios

XAVIER ALSINA ha dicho que…
Me parece un homenaje tan bonito a tu abuelo ... lleno de amor y sensibilidad , lleno de verdad y ternura ... Bonito de leer y de pensarlo ...gracias y un fuerte abrazo , no olvido.

Entradas populares de este blog

Mi héroe favorito

Nunca he creído en héroes de pantalla de cine. Lástima, no voy a hablar de Batman esta vez. Personalmente, creo que este adjetivo va mucho más allá. Hoy en día se abusa de la palabra, y muchos consideran héroes a un futbolista por haber conseguido un balón de oro, o a un cantante por haber hecho una canción divina de la muerte. No hace falta llevar capa para serlo. 
Hoy, pongo de manifiesto que yo sí tengo un verdadero héroe, y es mi abuela. Muchos, si algún día llegáis a leer esto (cosa que dudo mucho) pensaréis que estoy loca, otros me entenderéis a la perfección (o no), y a otros simplemente os dará igual. No me importa. Para mí uno de mis héroes es ella. Ella y tantos otros que lo han dado todo por seguir adelante. Ahora y sobretodo en tiempos duros. Tiempos en los que todo se convertía en un camino enorme lleno de obstáculos donde más de uno que ahora va de fuerte hubiera caído. Tiempos en los que vivir no consistía en ir al parque a echar el rato. Subsistir. Esa es la palabra. Su…

Salvador Puig Antich

"¿Te acuerdas de Enrique Ruano? Aquel chaval de Madrid. Hace 5 años la policía lo coge con propaganda contra Franco y 2 días después lo tiran de un séptimo piso. 20 años. Estudiante como yo. Y se lo cargan sólo por repartir octavillas. Se arma un follón de la hostia. Manuel Fraga Iribarne declara otra vez el estado de excepción en toda España. Sólo puedo hacer dos cosas: callar, bajar la cabeza y no mirar, o decir: Ya está bien, basta. Por suerte no soy el único que quiere cambiar las cosas, a Xavi le conozco desde niño, siempre ha estado leyendo. Él me pasa un montón de libros, la mayoría prohibidos, y en el instituto me presenta a Ignasi, un chaval inteligente, combativo. La política se convierte en nuestra vida, pero no luchamos sólo contra la dictadura, queremos cambiarlo todo, acabar con el viejo mundo y construir una sociedad sin clases, libre de verdad, aunque sabemos que sólo con palabras no se consigue nada. Y es entonces cuando conozco a Oriol, uno de los hermanos de Ign…

V de Vendetta

"Buenas tardes, Londres. Permitid que, primero, me disculpe por la interrupción. Yo, como muchos de vosotros, aprecio la comodidad de la rutina diaria, la seguridad de lo familiar, la tranquilidad de la monotonía. A mí, me gusta tanto como a vosotros. Pero con el espíritu de conmemorar los importantes acontecimientos del pasado (normalmente asociados con la muerte de alguien o el fin de alguna terrible y sangrienta batalla y que se celebran con una fiesta nacional), he pensado que podríamos celebrar este 5 de noviembre (un día que, lamentablemente, ya nadie recuerda) tomándonos 5 minutos de nuestra ajetreada vida para sentarnos y charlar un poco. Hay, claro está, personas que no quieren que hablemos. Sospecho que en este momento estarán dando órdenes por teléfono y que hombres armados ya vienen de camino. ¿Por qué? Porque mientras pueda utilizarse la fuerza ¿Para qué el diálogo? Sin embargo, las palabras siempre conservarán su poder. Las palabras hacen posible que algo tome signif…